Buscar

Día de Excursión a Bolonia!

¡Increíble día en la playa de Bolonia! Nuestros alumnos pudieron disfrutar de un paseo por las dunas y una visita al impresionante museo de Baelo Claudia. Estas ruinas romanas se encuentran entre los restos romanos más importantes de Andalucía. ¡Un día completo de diversión y aprendizaje! 🤩✨🔝


Baelo Claudia fue una antigua ciudad romana de Hispania, ubicada a 22 kilómetros (14 millas) a las afueras de Tarifa, cerca del pueblo de Bolonia, en el sur de España. Situada a orillas del Estrecho de Gibraltar, la ciudad fue originalmente un pueblo de pescadores y un vínculo comercial cuando se estableció hace unos 2000 años. Aunque próspera en la época del emperador Claudio, entró en declive acelerado por los terremotos y fue abandonada en el siglo VI.


El estudio de sus restos arquitectónicos muestra su origen romano a finales del siglo II a.C., observándose ya desde entonces una gran riqueza que la convierte en un relevante centro económico en el ámbito mediterráneo.



La duna de Bolonia es una duna de arena de más de 30 metros de altura situada al noroeste de la bahía de Bolonia, hacia Punta Camarinal, en la costa del Atlántico de la provincia de Cádiz (España). Fue declarado monumento natural en 2001.


Es un cúmulo de arena formado por los vientos dominantes de levante frontalmente, golpeando el fondo de la cala. El litoral de la Playa de Bolonia tiene una orientación sureste-noroeste. El viento de levante levanta y proyecta una corriente de arena fina que barre la superficie de la playa hasta llegar al final de la cala, donde esta corriente choca con el cierre de la cala, casi perpendicular. El final de la cala tiene un pequeño sustrato rocoso, más visible al oeste, y vegetación de pino y sotobosque, todo lo cual frena la arena y provoca la formación de la duna, de más de 30 metros de altura y más de 200 metros tierra adentro, en una anchura de unos 500 metros.


El final de la duna es más o menos estable, en una lucha continua entre los pinos por crecer y la arena por avanzar, pero no avanza de forma continua, ya que la altura de la duna supera a la de los árboles y el fuerte viento se lleva el exceso de arena lejos de la duna.